seguir por correo el blog

martes, 16 de marzo de 2010

POÉTICA DE LA RED



Sinceramente creo que la red es uno de los más asombrosos milagros que se han dado en la civilización humana desde hace siglos. Todos los medios de comunicación son puertas para que los artistas y la gente creativa pueda hacernos llegar experiencias más ricas y sorprendentes que son el legado fundamental de nuestra especie. Pero este medio, la red, es ahora mismo un portentoso sistema que está permitiendo que la gente más creativa y capacitada para transmitir información nos obsequie con su generosidad y tengamos en nuestras manos verdaderas maravillas y asombros como nunca pensamos.



Aquí el conocimiento es cooperativo. La red es un sistema que está engarzado en la curiosidad y el sentido común, y en la intuición y la inquietud. ESo lo tenemos muchos, los que nos gusta estar vivos y aprender. teniendo ese sentido común, esa intuición, y una simple conexión a la red, es posible descubrir cada ´día cosas nuevas y fascinantes.


La cosa funciona del siguiente modo, si uno sabe algo sobre la comunicación. Todos los medios producen retroalimentación, es decir, generan información de una manera adicional cuando no estaba previsto que así fuera. La retroalimentación es esa carga adicional de riqueza, de valor, de significado, que uno no espera conseguir porque no la está buscando o porque uno mismo está emitiendo información. En la red hay constante retroalimentación porque su sistema remueve sin jerarquías ni compartimentaciones absolutamente todas las formas de creatividad e inteligencia que existen en nuestra especie. Y en ese remolino inmenso de información que se hibrida y se traduce, que se fuerza a expandirse y a exhibirse, hay siempre respuesta para lo que se busca, o confirmación de lo que uno afirma. Ahí está el asombro, el milagro de esta historia.


En la red no hay alumnos y maestros, hay gente que brinda información, que crea para los demás, que mezcla y truca y pone en regalo a los demás aquello que ha creado. El artista, que es la persona capaz de convertir cualquier limitación en un arte, puede ensartar una genialidad tras otra en la red, convirtiendo su búsqueda en una obra de arte.


Una cosa que cambia muchísimo es la memoria y la carga de información. Antes de Internet, nos veíamos prisioneros de soportes físicos que debíamos trasladar de un sitio a otro para acceder a información valiosa. El ejemplo era algo preciado y raro. Con este medio nuevo, el ejemplo está siempre a tu alcance. Y para dar con él, lo único que hay que hacer es pensar. UN simple paso lógico y Google te pone a tus pies el raro ejemplo. Cuando es tan sencillo tener acceso, no hay que memorizar tanto, y podemos cargar más nuestros depósitos de elementos frescos y cambiantes. La riqueza y la variedad de información que hay en Internet es la riqueza vital, creativa, de la especie humana. Más rico incluso que el ambiente material humano, donde a veces hay menos creatividad.


En Internet están y comparten cosas los amantes del asombro, los niños creativos de todas las edades y culturas que buscan y comparten, que rebotan o traducen, por amor al arte, gratis et amore, sus tesoros más preciados. Hay un contrato por firmar con esta red, por cada uno de nosotros, y ese contrato obliga a compartir y a regalar. ¿Te animas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico