seguir por correo el blog

martes, 21 de junio de 2011

soy del 15 -m

Muchas personas desde hace algo más de un mes hemos caído de un caballo pasivo y resignado, para empezar a movernos en una dirección precisa.

 

Como si madurara un grano, como si eclosionara la primavera, el 15 M ha llegado y arrasa el pensamiento y el sentimiento de la gente más viva del país. Un remolino de ideas nuevas perfectamente maduradas desde hace décadas, están en la calle, en los lemas y consignas, en el rostro de la gente del 15 M y DemocraciaRealYa.

 

El 15 M es la primera manifestación en Europa de la llegada de la Era de Acuario, con la desaparición del líder y maestro individual y la llegada del maestro colectivo. Este movimiento impersonal, punzante y dinámico, sin intereses individuales, maduro y vibrante, es uno de los grandes cambios de la nueva era y será el orgullo de nuestro país si consigue seguir avanzando en medio de tanto rechazo.

 

El 15 M es como un viejo nonagenario que sabe toda la verdad y aún tiene la vida para expresarla y respirarla. En su fondo está un cambio humano tan formidable que todos los asentados, de los medios a los líderes, de los dirigentes económicos a las élites intelectuales,  tiemblan y reaccionan con miedo y con asco. Pero el 15 M es más verdad que todos ellos. Es el futuro que viene a saludarnos y a invitarnos a llegar hasta él. Por eso cuesta reconocerlo, pero una vez que se hace, nada vuelve a ser igual.

image

Los compañeros del 15 M dicen: Dormíamos. despertamos. Y envuelven en poesía intensísima sus marchas y sus luchas contra los desaucios, sus mañanas ante los parlamentos y sus asambleas de barrio. Hábiles en comunicación grupal masiva y en comunicación interpersonal en la red, los indignados desparraman inteligencia allá donde aparecen,  y muestran lo irreversible de su llegada: la democracia directa electrónica será pronto un hecho. La proclamación de los derechos sociales y humanos por encima de los económicos es ya un imperativo. La participación física inmediata en la vida social debe recuperarse.La lucha contra el ego corrupto, el movimiento en asambleas directas y ágiles, la negación de la rapiña bancaria, la usura y la deuda tiránica heredada, son todo batallas que ya han comenzado. No admitimos nombres porque es el único modo de no instalar el gusano de la podredumbre en esta manzana. Hay que sumarse y hay que proclamar que el capitalismo y liberalismo salvaje de la desregulación financiera que los políticos y las organizaciones internacionales han dejado dominar el mundo tiene que terminar ya.

 

Desde fuera, desde Marte, el viraje que el 15 M da está claro y es obvio. Es un paso evolucionario. El ser humano del siglo XXI no puede ser un imbécil torturado por la ley del mercado, atontao para siempre ante la TV, manipulao por partidos de mentira y perpetuamente drogao por el consumo. Si seguimos en esa línea estaremos yendo hacia atrás en el tiempo. Ahora solamente podemos impulsarnos hacia el futuro. Y el futuro dice: no al individualismo, no al interés, no a la avaricia y el egoísmo como motores sociales. Refundemos el contrato social. Eso es el 15 M.  Aquí solamente hay ética. Ese es el motor de la vida social, de la vida pública. Negamos que el mal sea un estupendo combustible.Y quien acude a las manifestaciones lo sabe. Hay en ellas algo que no se puede explicar: el aroma, el ambiente de la NUEVA ERA.

 

La indignación del 15 M es la misma indignación de Cristo ante los mercaderes del templo, de Simone Weil ante los desgraciados en las fábricas del XIX, la de Temple Grandin ante los mataderos de ganado de los años 5o en USA. la de Gandhi ante el imperio británico, la de tantos líderes que crearon un nuevo mundo y que llegaron del futuro para llevarnos hasta él. La lucha del 15 M tiene su tiempo, su ritmo, su paso inexorable. Los medios, sátrapas del poder reinante, no entienden cómo se organizan las asmableas, y se sorprenden de las nuevas iniciativas. Aún duermen. Y parecen amarillentos cuando te sientas ante el ordenador y te llegan por twitter los enlaces de los documentos fundamentales: las películas, los documentales, que dicen la verdad. Los medios del viejo sistema son sepulcros blanqueados.

 

Cuando vemos definir al movimiento, con auténtica inquietud, a los pensadores oficiales, a las élites restringidas de la cultura, a todos los que tienen su parcelita de poder corrompido del que se lucran, todos  vienen a despreciar el poder del 15M y a ignorar su magnitud. Piensan que de este modo se pone sordina al movimiento.  Como cuando la reina Maria Antonieta preguntaba por qué gritaba el pueblo, y cuando le decían que el pueblo quería pan, pero no podían dárselo porque no había, ella replicaba: que les dén entonces bollos. Así andan los partidos, los columnistas de medios, radio, TV, los banqueros, los presidentes. No comprenden lo cerca que está la Bastilla de un sistema que se muere de viejo, de corrupto, de injusto, y lo rápido que va a mutar el sistema. Como el tiempo que pasó entre la última fiesta de Luis XVI y la llegada de la declaración de derechos del hombre y del ciudadano. Que ahora tenemos que retomar.

 

Yo diría que el 15M ya vive en un mundo distinto al del sistema tradicional que ahoga a Grecia y que sigue clavando colmillos a cada familia, a cada comerciante, a cada parado. Acabemos con todos los ladrones, usureros, con los depredadores de hombres que vampirizan el sistema humano .Otro mundo es posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico