seguir por correo el blog

domingo, 13 de abril de 2014

SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO



Viendo desde cierta perspectiva lo que está ocurriendo en nuestra civilización, está claro que está produciéndose un cambio gigantesco, evolutivo, hacia una Sociedad del Conocimiento, por mucho que haya muchas opiniones críticas hacia las masas de información perniciosa o falsa que circulan en la enorme oleada que nos inunda actualmente. Pero por mucho que se quiera poner el acento en los peligros de esta sociedad repleta de información, lo cierto es que el cambio evolutivo hacia adelante es irreversible, y se nota, en el hecho de que los jóvenes y los integrados en la cultura digital pasan la mayor parte de su tiempo buscando información y generando conocimiento, como nunca han hecho las generaciones anteriores en la historia de nuestra cultura moderna.

Disponemos hoy en día de un sistema de acceso directo al conocimiento. En cualquier ordenador conectado a la red hay un túnel directo a inmensas e infinitas fuentes de datos, documentos, versiones y precisiones de información de todo tipo, que está disponible para quien tenga qué buscar y sepa al menos lo que le interesa. Y ésa es la clave.

Por la magia de la tecnología digital, el universo de lo cognoscible, de cualquier época y cultura, está a mano de cualquier persona que sepa buscar, que pregunte las palabras clave. Pero lo cierto es que la clave está en saber qué buscar. Absolutamente todo está disponible: las obras más difíciles de encontrar, las imágenes más ocultas en los antiguos archivos visuales, los documentos antiguos, están disponibles. Pero es necesario querer encontrarlos, es necesario saber lo que valen.

Nos damos cuenta, los profesores, de que lo importante es saber qué hay que conocer, para llegar a conocer. Es una enorme paradoja. Cuando encuentras a un alumno que sabe lo que quiere, que tiene ya abierta en el alma la interrogación, entonces solamente tienes que devolverle lo que es suyo, y dejar que se produzca el milagro del conocimiento una vez más en la historia humana. Pero hoy en día, el profesor está también esperando la interrogación del alumno tranquilamente  para responder o satisfacer en parte la curiosidad que sea, desde la pantalla. Y navegar por el océano de la propia curiosidad, profundizando en ella, es el modo nuevo de vivir, el modo nuevo de entretenerse en los medios digitales.

Hoy en día hay  muchas más posibilidades de llegar  a descubrir maravillas, y no porque estén más a nuestro alcance, pues siempre lo estuvieron para los que con fuego en el corazón buscaron sin descanso lo que necesitaban saber. Lo que hoy hace más posible que el conocimiento se expanda, y se convierta en el ambiente en el que se vive, con todo lo que ello va a suponer de desarrollo de la especie, es que los habitantes del mundo digital están constantemente haciéndose preguntas, buscando en la red, y que conocer, y buscar información, se han convertido en un modo de diversión, en un hábitat.

Para los que el mayor placer del mundo está en encontrar  explicaciones, claves y razones, la red es un tesoro al que se adaptan con rapidez. Absolutamente todo está más cerca gracias a ella. Solamente hace falta que se encienda la chispa de la inteligencia en los que todavía no se sumergen en este nuevo entorno de información increíble. Y para ello, solamente deben saber qué les interesa conocer. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico