seguir por correo el blog

sábado, 11 de marzo de 2017

Educación para una sociedad violenta

Estos dias se movilizan estudiantes y profesores en defensa de la educación  pública. Por una curiosa coincidencia los mismos dias se ha celebrado el dia de la mujer trabajadora, y hemos visto una respuesta importante de los jóvenes en este asunto también. No es una casualidad, porque  ambas cosas están  profundamente unidas.

Viviendo como vivimos una época  de comodidad y desarrollo, en la que existe riqueza social, aunque no repartida y no distribuida desde luego , estamos sin embargo en una crisis  profunda de la educación.  Y la trágica prueba de ello es que las cifras de violencia de género  no  paran de crecer. Pero no solamente la violencia  de género sorprende por su extensión . También  crece la violencia  estructural entre clases sociales con la desigualdad inmensa que se dispara, crece la violencia o maltrato  entre los niños y adolescentes, y no baja la crueldad contra  los animales.

Todas estas formas de violencia están  hablando de una profunda crisis educativa. Hay un nexo entre el desastre educativo en nuestro país  y el clima de corrupción, desigualdad,  agresión  social y falta de empatia, que crece sin cesar.

Lo único  que sirve al ser humano para elevarse  de su propia demencia  y para reconducir su espiritu despiadado  es la educación. Cuando un sistema educativo  funciona, el ser humano se amolda a la dulzura y  busca su paz interior. La educación  auténtica, no la simple  apariencia de una disciplina seca e inútil, sino  la imparticion  profunda del sentido de la existencia, reconduce a los humanos hacia su perdido centro y los vuelve conscientes de su papel en el mundo.

 Cuando se pastorea al alma con esa educación  auténtica  que nos pone en unión con lo que amamos, nos enseña nuestro fondo y nos templa la rebelde avaricia con la visión de la belleza, la armonía  y la verdad, entonces nos acercamos a ser una especie animal digna, moderada y pacifica. No antes. La educación no es un adorno  para el humano. Es la necesidad esencial para llegar a merecer la pena como ser. El hombre necesita la educación  para domar su fondo.

Por desgracia hoy en dia la educación va hacia superficiales disciplinas de la consciencia. Se educa en estupideces y con valores que los docentes no saben enraizar en los estudiantes. Por desgracia, se pone la educación al  servicio de la avaricia y la ambición, de la competitividad y la violencia estructural. Una total confusión  reina en el diseño educativo actual, victima de memas modas y de desorientadas ideas

Asi, verdaderos desalmados imparten clase a alumnos que heredan la impiedad y que serán conformistas, cobardes o crueles.  Cuando sus vidas corran riesgo venderán  al otro. Cuando se desquicien recurrirán a la violencia. Poco han sido educados en el eje de su consciencia. Y si, en el milagro de la Educación auténtica no topan con un maestro de verdad, esos que son una inmensa minoría y que luchan contra una sociedad que los desprecia  y aplasta, serán  seres sin consciencia dispuestos a lo peor, al impulso simple del humano sin cabeza.

La violencia y el mal que nos  rodea solamente se pueden combatir con la educación  profunda. No con campañitas ni lemas estupidos. No  con publicidad ni con razonamiento simple. Hay que tocar profundamente al humano para que genere su eje diamantino, que le impedirá  dañar al otro en situación de  daño. La forja  de un alma sensible a  los demás no se aprende de cualquier modo ni se consigue con anuncios en la tele. Es trabajo  de un educador.

Así que  si queremos ver cómo arreglar esta sociedad malvada y agresiva solo podemos hacer una cosa. Proteger la educación. Proteger  la rara especie del verdadero profesor  y aislarlo de las amenazas continuas  que sufre. Evitar y expulsar al impostor educativo, al criminal que daña un alma en germen en el secreto espacio de una clase. Huir de un sistema educativo banal y superficial que es competitivo y agresivo en sufondo.

Quizá  asi consigamos algun día que la educación realmente forme a personas y las amolde a su dignidad colectivamente. De momento  se trata tan solo de un sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico