seguir por correo el blog

viernes, 5 de febrero de 2010

políticos y país

Estamos en un momento bastante trágico de España. Recogemos ahora, con la crisis, lo que hemos estado sembrando en este país desde que comenzó la modernización de ESpaña. Recuerdo, siendo pequeña, cómo el gran debate sobre la reconversión industrial española se apagó cuando el dinero fácil y los pelotazos inmobiliarios crearon un espejismo de riquezas al que acudieron millones de españoles avariciosos e incompetentes, que han inoculado a la economía española el virus del dinero fácil, la ganancia oculta, la incapacidad creativa y productiva y el negociete para cada uno.

La situación mundial es parecida. Hay quienes, desde las altas instancias financieras, nos quieren convencer de que la recuperación ya ha llegado y que todo va a mejor. Ya les gustaría eso, ya. En realidad el sistema está muerto, y de él solamente se saldrá con un cambio de mente y de actitud, que solamente los países realmente vitales podrán dar.

Los orientales tienen parte de esa energía, aunque descontrolan los derechos de la persona y la fastidian a fondo por no desarrollar la libertad del alma humana. Europa, con sus trabajadores y empresarios rácanos y avariciosos, no tiene nada que hacer en el nuevo marco de exigencias.

Pero los que se llevan a palma son los políticos. En general los políticos del mundo no tienen ni idea de cuáles son las necesidades precisas para escapar de este maremágnum, porque ellos son  el emblema del incompetente ambicioso que escala puestos hasta conseguir poder, y vive luego de aparentar competencia que no tiene.

Zapatero es un ejemplo claro de incompetente maniquí del progreso del siglo XIX. NO hay más que oírle hablar para ver que es de cartón piedra. Ni es un líder, ni piensa, ni sabe qué hacer, solamente quiere seguir gobernando. ¿Y qué me dicen de la que llama hijoputa a los compañeros, de Esperanza Aguirre? Semejante fantoche jamás servirá más que para encarnizar la situación. Esta señora es un melón podrido abierto de par en par, ¿hasta cuándo vamos a tener a semejante bicho gobernando Madrid?

Lo esperanzador, de todo esto, es que la crisis solamente tiene una salida, que obligará a purgar todo esta basura de clima moral de falsos líderes y apariencias de progreso. Aquí no se levantará un solo país que no construya su solidez en la creatividad, en la producción real, en valores de difusión de riqueza, es decir, de riqueza real.

Ya pasaron los tiempos en que los ladrones podían aparentar ser genios de las finanzas. Ahora el robo, la mentira, la falsedad, no se sostienen más de dos meses en el mercado. Pasaron los tiempos en que se podía traficar con la confianza. Ahora la confianza solamente se fundamentará en la experiencia real.

 

Acabemos con el guiñol de la ESperanza Aguirre, el Rajoy, el Zapatero, y los demás. Que surjan líderes de verdad, gente con fuerza, con ideas, no marionetas ambiciosas y crueles.

NOS VA MUCHO EN ELLO502CAFOJB8RCAU1EBYDCAL6ZUI3CAYOW8ENCAY16NUMCAADYPMZCAIEQV9ZCA0DF2MUCAR6YTAYCA2Y3J29CA9HZR76CAKR2B3BCAXQ0H56CAWLJZ1XCATA2W5FCAZK4RM8CANV7R9ACATURKY2CA6ZAXKM

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico