seguir por correo el blog

lunes, 14 de junio de 2010

sobre los ángeles de la familia

El otro día me di cuenta de que cuando pensamos en profundidad, oímos a nuestros ángeles.

Pensar y meditar es hablar con la voz del amor.aztec_calendar2 Por eso, cuando pensamos bien a fondo, juzgamos armoniosamente, ponemos fe y empeño en las cosas, y nos animamos a la libertad, entonces estamos siendo soportados por todo el tropel de presencias que nos aman y nos apoyan, estén vivas o ya no.

Estos son nuestros ángeles: todos los que nos susurran cuanto hay que hacer al oído, cuando nosotros ponemos atención a lo que ocurre. Los ángeles son todas las almas que más nos han amado, que siguen hablándonos siempre, aunque sus cuerpos no estén aquí.

Nos hablan sobre el presente, y su voz se genera en nuestro pensamiento.

Es emocionante descubrir estas presencias.

Se rasgan muchos prejuicios con ello, incluido el que determina que ls cosas acaban alguna vez.

Son la prueba de que el tiempo no importa, ni la vida física. Cuanto es amor, vive eternamente y eternamente ES .

De modo que seamos razonables y hablemos con ellos. Con los ángeles familiares. Están agolpándose a las puertas de tu profunda sensatez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico