seguir por correo el blog

jueves, 17 de febrero de 2011

un solo hombre salva al mundo

Es la gran lección de hoy: la tarea de un solo individuo es el quicio que soporta la salvación del mundo.

Dependemos de individuos, cuyo amor, cuyo espíritu, nos levantan al cielo.

Las masas no pueden ser una fuerza. Pueden integrarse de individuos, pueden dejar oír la voz de uno de ellos. Esa es su función: arropar y proteger a un solo creador, a un solo espíritu.

La enseñanza, el progreso del mundo, el arte, sólo necesitan el músculo ciclópeo, hercúleo, de un sólo brazo humano.image

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico