seguir por correo el blog

lunes, 1 de octubre de 2012

EL SEGUNDO NACIMIENTO

 Entre los maestros conservadores de la tradición primordial se habla de que, cuando una persona alcanza la iniciación, se produce un segundo nacimiento. El suceso tiene tal valor en la vida de la persona, que en su vida la fecha y el día quedan marcados y recordados, la escena en la que se produce la campanada del despertar intelectual y espiritual no se olvida jamás, y como si accediera a una nueva vida, el iniciado ve las cosas de otro modo, actúa de maneras nuevas, cambia y crece, y se hace verdaderamente hombre, o mujer.

Tal y como están las cosas, en nuestro mundo hoy en día, el segundo nacimiento viene acelerado y provocado de manera intensa, por la situación que vivimos. En ESpaña esto es particularmente notorio. Todo el potencial intelectual, todo nuestro desarrollo y la capacidad que almacenamos para crear y generar bienestar y adelanto humano,  se ve ahora presionado y en riesgo de ser aplastado por el avance de la especulación y de la degradación de todo tipo que asoma cada día. La única manera de salir de esa presión es utilizarla como un impulso de enderezamiento, que nos lleve directamente, en medio del caos, a su polo opuesto. Se trata efectivamente de un segundo nacimiento. Sea político, sea social, sea en redes, sea individual. En todos los casos se exige a todo el país entrar de lleno en una nueva era, o sucumbir.

Lo sorprendente de todo el caso es que tenemos mejores armas y capacidades que nunca para dar el paso que nos conduzca a una nueva actividad social y filosofía de vida en España. En los años de nuestros padres se lograron grandes cosas, se logró una sociedad igualitaria, garante de los servicios públicos, culta, limpia, inteligente. Todo eso está logrado ya. Siendo fieles al espíritu con el que nuestros padres lucharon por la libertad que alimentó todo ese bienestar material, ahora no debemos dejar que lo borre la simple especulación política y financiera. Es necesario recoger ese capital intelectual y social del que disfrutamos, y aprovechando la tensión de la situación, colocarlo como motor de una nueva concepción del país: es necesario abandonar la depresión, la pasividad, el estatismo, y entrar de lleno en un mundo dinámico que aprovecha la coyuntura para crear nuevas posibilidades. Si desaparecen infraestructuras, recrearlas mediante iniciativas en redes. Si las instituciones dejan de funcionar como deben, suplantarlas. Empezar a cooperar, abandonando los estilos de vida consumistas, pasivos, conformistas, y entrar de lleno en la nueva era. ES un grito que se oye por todas partes, a quien no está todavía ensordecido por el fragor de la batalla que se está dando cada día en cada vida humana.

Los signos de que es necesrio cambiar la mente para entrar en el nuevo mundo se dan en todas partes. No creo que España sea un país rezagado, todo lo contrario. Afortunadamente, y por esa compensación polar que se da siempre, el frescor del movimiento 15-M llegó justo antes que el desencadenarse de lo peor de esta crisis. Tenemos todas las herramientas, todas las capacidades, para poner en marcha un segundo nacimiento humano, moral, social, en el país. Solamente es necesario empezar a comunicar y enlazar a todas las personas, para que estén despiertos y preparados a las nuevas oportunidades que van a surgir en medio de este doloroso parto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico