seguir por correo el blog

jueves, 18 de octubre de 2012

PURIFICATIO


Es una vieja regla de higiene, que se daba en Grecia y en otras culturas realmente avanzadas, que la deficiencia y las carencias producen la purificación y la limpieza del espíritu humano. Lo que los griegos llamaban “catarsis”, la purificación y limpieza de los motivos y de los intereses humanos, que en tantísimas situaciones son tan inmorales y bajos, se conseguía cuando la vida llevaba a las personas a las situaciones más extremas, en que el alma tenía que debatirse y a menudo, sucumbir en la lucha con la tragedia. Era entonces cuando finalmente, alcanzada la purificación, podía cantarse o proclamarse que se había llegado a la solución del drama.
Dos mil años más tarde vemos en acción todos estos fenómenos purificadores. Hoy en día la temible situación política y económica que vivimos lleva a grandes cantidades de personas a la purificación total: el consumismo es ya para millones de españoles un sueño olvidado. El afán de supervivencia sostiene literalmente a familias enteras. Se trabaja dando gracias por tener un empleo, y sin pensar en otra cosa que en dedicar el fruto de ese esfuerzo a ayudar a quien lo necesita más que uno o para crear una seguridad ante males mayores que amenazan nuestro horizonte, como la guerra. La generosidad se va convirtiendo en algo constante en la vida de la gente: regalar los libros, la ropa, los bienes preciados y atesorados, a quien los necesita porque se queda sin nada. Nos estamos acostumbrando a vivir más desnudos, más limpios de cosas y de caprichos, de necesidades creadas por una civilización idiota que ya se ha muerto, y cuyo cadáver trágicamente nos aplasta vivos. Cada vez más gente prescinde de lo indispensable, y ese acto de desprendimiento, de fuerza moral, es una purificación.
Esto es lo que explica la paradoja de que estemos viviendo ante compatriotas cada vez más enteros, más fuertes moralmente, más capaces. La crisis está haciendo espabilar a todos, y fundamentalmente, a las capas sociales más numerosas y más vulnerables al desmán tiránico que se esconde tras ella. Vemos impulsos ciudadanos únicos, pensamiento e inteligencia por todas partes, y una especie de solemne respeto por la vida, una dignidad de animales amenazados que yo espero que produzca frutos ya y que haga cambiar definitivamente a este sistema de poder, por presión, acción y suplantación.
 
Si no es así tendremos que sufrir mucho y ver entre el mayor de los asombros cómo en las situaciones de fin de era  la mejor y la peor cara de los seres humanos se presentan simultáneamente en la tragedia.top_gr_3353

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico