seguir por correo el blog

martes, 12 de febrero de 2013

LA BATALLA APASIONANTE QUE VIVIMOS

 

Estamos viviendo un momento apasionante de la existencia humana en el planeta. Un momento terrible por la batalla feroz que se está dando entre el impulso a crecer y a evolucionar hacia un nuevo mundo, con una conciencia muy diversa y fortísima de la sacralidad de la vida en la Tierra, y la tensión retrógrada a mantener la inercia anterior, inconsciente respecto a la vida en el planeta.

La humanidad hoy no puede mantenerse estable: o crece, o renuncia a permanecer en la tierra. Es un momento de intensísimo cambio, donde se dibujan los polos del símbolo supremo de la existencia más claramente que nunca, en forma de dos horizontes que atraen igualmente a la gente: el polo retrógrado y el polo creativo. Nos debatimos cada día en mil frentes en torno a estos dos imanes que nos atraen. En todos los sectores de la existencia.

En política, imposible permanecer ya como estábamos hasta ahora. El sistema se ha muerto y la representación política es como un tablao de marionetas. El polo retrógrado se manifiesta en la represión, en el mantenimiento del poder absoluto en las élites, en las instituciones acartonadas que se niegan a desaparecer y mutar, aunque saben que no podrán hacer otra cosa que alejarse del presente a cada movimiento que pretendan. El polo crecedero, evolutivo, es un gran agujero de iniciativas y comunicaciones populares donde la política ética y desinteresada está renanciendo, pero sin estabilidad, tentativamente, a golpes de impulsos espontáneos, en pleno parto.

En periodismo, la muerte del sistema masivo es un hecho, pero nadie sabe qué le sucederá como modelo. El polo retrógrado se empeña en mantener un negocio ya erradicado. El polo creativo bulle de formas nuevas, ha nacido como una era de información abundante que va a cambiar las mentes y va a hacer crecer la conciencia.Pero todavía informe, lanzarse a la era de la información exige abandonar toda pretensión previa, es realmente un mundo nuevo, nada de lo que se ha pensado antes sirve ya.

En conciencia animal, el polo retrógrado organiza con otros aparatos fósiles su batería de armas para permanecer. En vano. Yo he visto la conciencia animal que hay ahora en la gente en este país, y no tiene vuelta atrás. Ese nuevo mundo de seres sensibles lucha a diario contra la crueldad ante los animales, hoy parece haber perdido una batalla, y sin embargo, gana cada vez más. Nunca se ha visto tanto apoyo en la red a las iniciativas, a las organizaciones, a las acciones concretas por los otros seres de la tierra.

En educación, igual se manifiesta la inercia de continuar ejercitando el poder por las instituciones caducas y las mentalidades del pasado. No quiere aventurar nuevas ideas, ni colaborar de formas nuevas, ni dejar atrás los prejuicios y el inmovilismo de antaño. Y el polo creativo está lanzando y ganando terreno en atrevimientos y originalidades que se comen literalmente a los retrógrados. Es verdad que en muchas ocasiones la manipulación y el tejemaneje parecen dominar. Pero como decía Gracián, el tiempo y yo, a otros dos. El tiempo está con el símbolo del avance, con el polo creativo. Solamente por pasar el tiempo, cada vez más aspectos de la educación están cambiando. la juventud es la fuente de una inmensa riqueza educativa que surge ahora de ellos para renovar la educación en el país.

Cada día, inmensas batallas se libran contra el impulso mortífero y por la vida. La destrucción está por todas partes: en el desempleo, en la corrupción, en la impotencia y en el sufrimiento generado a diario, como una herida sangrando por todo el tejido social. La lucha está en los que dicen SÍ SE PUEDE  y contra todo descrédito, represión, herida, envainan el poder de la vida y consiguen crecer, haciendo crecer al país.

Hoy hemos visto a gente del polo creador actuar contra todo pronóstico, y vencer. Han recuperado, de las garras de la más oscura mentira institucional, el soberano poder del pueblo, que en democracia es otorgado desde esa sagrada soberanía, a quienes mejor representan y defienden a los ciudadanos. Hoy ha sido un día nuevo en el proceso constituyente español: el verdadero pueblo soberano ha vuelto a su parlamento, obligando a las marionetas sin peso de la política retrógrada a escucharles y a servirles. Siquiera sea por unos instantes, el parlamento ha vuelto a recobrar la legitimidad perdida. Y todo porque allí ha sonado hoy el choque de espadas de la batalla entre la vida y la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico