seguir por correo el blog

sábado, 2 de enero de 2010

AVATAR DE JAMES CAMERON, MARAVILLOSA PELI














Acabo de ver AVATAR, de James Cameron, en un cine 3D. La experiencia me ha parecido alucinante. Esta peli tiene dos bandos entre sus espectadores, los entusiastas y los detractores. Yo, al primer grupo. Me parece una película maravillosa, un avance tecnológico, una fábula preciosa, y una gran experiencia estética.






La película tiene sin duda la huella creativa del mismo director de ABYSS. Este cineasta rueda con mucho sentido poético, fundiendo ciencia ficción con mensajes oníricos, psicológicos, metafísicos. A mí me encanta eso, porque es raro de ver en el cine actual.






Hay quien ha comparado AVATAR a STAR WARS. Pues para mí, que disfruté de pequeña con la Guerra de las Galaxias, no hay punto de comparación: AVATAR es infinitamente superior a la trilogía de Lucas. ¿Por qué? Porque hay un mensaje muy hondo que Lucas ni huele de lejos, en la peli tridimensional de CAMERON. AVATAR encaja a la perfección dilemas de la existencia y la comunicación del universo, con un diseño tecnológicamente perfecto de animación, con un argumento épico pero a la vez estético: y qué estética, señores, NO HABÍA VISTO BELLEZA CINEMATOGRÁFICA COMO ÉSTA, EN LA CIENCIA FICCIÓN IMPRESA O FILMADA, DESDE HACE AÑOS.






Para los que acostumbramos a comer belleza, AVATAR nos enamorará. Los seres creados son todos de una belleza singular, originales, arquetípicos. Los n'vi son seres en los que el dibujo de la estilizada silueta mezcla genialamente la animalidad, la gestualidad felina, y la humanidad, los rasgos africanos e indios, fundiendo por momentos el rostro de un felino y la mirada de un ser humano. La animación tiene sutilezas estéticas que también están en las semillas voladoras, en los insectos, hojas, vegetación. Los animales, desde los increíbles pájaros voladores -qué maestría en el manejo del color y el movimiento-, a los semi-simios, pasando por la especie de dinosaurios, son fantásticos. Su animación es natural y al tiempo, espectacular. Los paisajes de frondas y valles, realmente se disfrutan con la tercera dimensión, igual que el vuelo o los saltos fabulosos entre las selvas, y como si de poesía se tratara, se disfruta el cambio de la ilustración nocturna, con los tonos fluorescentes y ese aspecto tropical y húmedo en el que cada gota de rocío, cada pigmento de una corteza vegetal, está cuidado y bien pensado. No digamos el axis mundi, los árboles sagrados de la película, que son maravillosos, después de ver tan repetido el motivo de las lianas y los ramajes en los que viven seres de todo tipo en todas las películas mediocres de ciencia ficción de los últimos años. Se trata de la consecución del arquetipo del árbol de la vida, maravillosamente conseguido por CAMERON:






¿Tiene defectos AVATAR? Pues claro que sí, entre otros, el más gordo es el belicismo que se cuela de repente a mitad de metraje, pero las perfecciones superan con creces a los fallos. Hay algún descoloque de guión, alguna situación incoherente. Pero como en los buenos cuentos infantiles, la acción progresa y no importa nada que de vez en cuando se recurra a algún detalle omiso o algún anacronismo. La finalidad de toda la película es tan redonda, tan perfecta, y tan alegóricamente adecuada, que supera muchísimo cualquier impropiedad.






AVATAR es un espejo del mundo real, y su mensaje, de la capacidad de vínculo entre todos los seres del universo, de la posibilidad de defensa del cosmos ante una amenaza, la identificación de la fuerza divina con un ser vegetal como un gran árbol o un gran cerebro donde todo está, donde se oyen las voces de los antepasados, es grandiosa. CAMERON ha construido un nuevo mito, y hay que aplaudirle por ello. El culto al vínculo es algo esencial, y no solamente en AVATAR. CAMERON ha desarrollado esta idea de un modo explícito, estético, espectacular. Es un rasgo genial.






No se puede despreciar la unión entre ese mensaje ecologista y traspersonal, la belleza de su presentación y la habilidad tecnológica para cautivar. Yo únicamente hubiera cortado la parte bélica, porque hay un exceso de combate en una película tan rimada en otros aspectos. Igual que la descripción tan diabólica de los humanos al frente del ejército y la empresa, quizás está exagerada y no era necesario cargar tanto el maniqueísmo. No hacía falta para crear una gran alegoría.






Pero creo que AVATAR marca un hito en la historia del cine. Es buenísimo cine, sobre todo para los niños -no es nada exagerada la violencia, pues es bastante blanca, no hay ensañamiento en las imagenes o en el dolor-. El entusiasmo que desìperta ya bate récords y borra fronteras. NO OS LA PERDÁIS, y sobre todo, abandonad prejuicios y resabidurías críticas.






Recomendada, claro !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico