seguir por correo el blog

domingo, 25 de abril de 2010

SCORSESE ES UN MORBOSO

Estuve viendo Shutter Island, de Martin Scorsese, el pasado viernes, y ha sido la gota que colmó el vaso. Ya no soporto más a este director. Durante años he maldigerido sus escenas violentísimas y su visión espantosa de la vida, porque las tramas policiales eran dinámicas y las escenas y planos espectaculares. pero no aguanto más a Scorsese. Estoy hasta las narices de su morbo. Al fin y al cabo, estamos ante un mal tipo, un cateto morboso.

“Shutter Island” es un guión de mierda, escrito con psicoanálisis barato y nombres hispanos mal leídos para asustar al público anglosajón, que se recrea en el dolor y en las escenas más terribles por el puro placer de hacerlo. Lo mismo pasaba en otras películas de este director, en las que siempre hay una visión inhumana de la violencia, gratuita y fabricada por el puro placer de la misma. Scorsese es un morboso de la peor especie. Se viene recreando en las muertes a palos, en los malos tiros en la cara, en los niños ahogados, toda la vida. Estoy hasta las narices de su basura. No señores, desvelemos al cretino: esto no es cine.

Claro, estos directores de culto tienen sus capillas de aduladores que te dicen que es un cineasta excepcional. Y una mierda, excepcional. Para mí excepcional es alguien que tiene una experiencia que contar, y la cuenta de tal modo que tú accedes a ella, y te revistes de ella, y aprendes y ves las cosas mediante ella. Pero este imbécil fascinado con la muerte no tiene nada que contar, nada: la historia es absurda, un cliché mil veces mejor contado en “Alguien voló sobre el nido del cuco”, o en las otras cien mil películas de manicomios, eso sí, obsesionado con las escenas del trauma, una excusa para recrearse en la mirada sobre el dolor, pero una mirada obscena, no inquisitoria, sino recreada, no misteriosa, sino estúpidamente morbosa. No señores, esto no es cine y no lo será.

Ese cine violento, congelado en la violencia, desagradable, absorto en la imbecilidad del cadáver, no puede engendrar nada bueno. Paretamos una lanza por que empecemos adefinir lo que es cine y lo que es el sueño sublimado del homo neandertal que sigue hoy viviendo entre nosotros. Acabemos con esta bazofia del cine violento, no es civilización, no es cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico