seguir por correo el blog

miércoles, 6 de abril de 2011

la manía griega

image

LO SABEN LOS QUE HABLAN GRIEGO, SOBRE TODO, SI ES GRIEGO MODERNO. LA LENGUA GRIEGA ES CONTAGIOSA Y ADICTIVA.

El mundo griego lleva vivo milenios. La cultura occidental, que es hija de la fuente griega, nos ha condicionado: cuando entramos en contacto con los griegos, experimentamos una especie de encantamiento. Surge la locura, la manía griega.

Uno va a Grecia y es como regresar a casa. Pisa la tierra griega como si estuviera surtiendo de su profundidad como un jacinto, o una diosa de la primavera. Sube a sus montes y se hace dios, llega a sus templos y entra en el cielo. Cuando uno habla con los griegos, se emborracha de lengua, de raíces, de belleza verbal que desborda y se hace existencia.

Es un enloquecimiento, el que uno sufre cuando entra en contacto con el mundo griego. y ese mundo no es cultura solamente, es naturaleza y cultura a la vez, es humanidad y ambiente a la vez. La pertenencia es en Grecia la atmósfera que se respira. Somos raptados, como por Zeus, o por Hades, de nuestra vida particular, para empezar a vivir en Grecia también, para ser griegos, para volver a serlo.

La manía griega te hará buscar, leer, hablar, bailar. Te hará inundarte de formas de tu cultura viva, la que se enrosca en tu corazón al mismo tiempo que en tu cabeza. Como si fuera un soplo de primavera, es el soplo helénico, todo lo envuelve, todo lo enamora y lo transforma. Y te vuelve bilingüe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico