seguir por correo el blog

viernes, 7 de octubre de 2011

TOMAS TRANSTRÖMER, PREMIO A UN POETA

La poesía de TOMAS TRANSTRÖMER NOS ESTÁ ESPERANDO. Por una vez, en los últimos tiempos, el Nobel recae en un verdadero escritor. No es un artificiero, ni  un malabarista, ni  un retorcido, o  un frío. Esta vez han premiado a un poeta.image

 

Ha pasado tanto tiempo desde que no se lee ni se proclama, desde los altos galardones, a un verdadero artista de la palabra, que nos parece un milagro que el agua clara de un autor así por fin riegue los desiertos malditos de la cultura oficial, de los supuestos genios, vanguardistas y snobs que campean en la literatura contemporánea. Hace mucho que no se ensalzaba la poesía verdadera, que se lee desde la primera palabra a la última como quien abre una ventana y respira.

 

Asomáos a un poeta real como Tranströmer: sus palabras siempre sencillas, son un oro raro en los mercados donde se compra y se venden literaturas, pero si lo leéis verdaderamente,  veréis que escribe en el fondo de este libro de nuestro tiempo, y que solamente quedarán sus versos, de toda esa hojarasca de vocingleros.

Einsamhet (Soledad)

He vagado largo tiempo
por los campos congelados de la Gotlandia del Este.
Ningún individuo ha estado a la vista.
En otras partes del mundo
hay algunos que nacen, viven, mueren
en un constante gentío.

Estar siempre visible - vivo
ante un enjambre de ojos -
debe dar una expresión facial determinada.
La cara cubierta de barro.

El murmullo sube y baja
mientras se reparten entre ellos
el cielo, las sombras, los granos de arena.

Tengo que estar solo
diez minutos por la mañana
y diez minutos por la tarde.
- Sin programación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico