seguir por correo el blog

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Colossus

 

El coloso no es un ser inmenso:

Es una delicadeza gigantesca

que se afirma y que se asienta

incansable, inconmensurable.

 

El coloso

de monstruosa fuerza

es un aliento, un soplo en el vacío,

el coloso es espíritu

que barre la mediocridad

porque le urge implantar la semilla divina,

que crezca y se consume en libertad:

ésa es su enormidad gigantesca.

El coloso

de inagotables fuerzas, tiene este secreto:

su energía es su Amor

su impulso es su estima,

sus ojos le dan anchura,

su gusto le da la inmensidad,

su edad le da la excelencia,

y por la belleza es capaz

y por la armonía, que tiene y que ve en el mundo

consigue sus proezas.

 

Su músculo es su gusto

su voz es de hueso,

con su brazo aparta universos de polvo,

océanos de palabras hueras,

moles de cemento, masas de humaredas,

para abrir fértiles surcos perfectos

y que sean estables, y que terminados,

creados y completos, a todo ser complazacan y enamoren,

y así yergue a su pulso la fortaleza de las plantas

a su resistencia el crecer de los jóvenes

a su grandeza el respeto a las partes pequeñas.

 

Coloso,

Entregado,

Enamorado ser

que logra con su corazón, la proeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico