seguir por correo el blog

miércoles, 28 de marzo de 2012

EL 15 M ESTÁ EN EL FUTURO

 

 

Cuando revisamos fotos, frases e imágenes del año pasado a mediados de mayo, vemos y notamos que el 15-M es algo muy muy importante. Ahora mismo, en el Museo de Arte de Castilla y León, expertos hablan sobre el 15-M como fenómeno esencial de la vida española del país en nuestros días:

http://www.musac.es/index.php?ref=142200

La eclosión de inteligencia que se dio en esos días en Sol, el fermento de actitudes, demostraciones, acciones que se dio en esos días y semanas, no puede volverse atrás. Creo que el peso de esos días de mayo terminará por producir una revolución cultural en España, aunque en los últimos meses no veamos señales de ello. No sé lo que falta, no sé qué clave de bóveda debe aparecer, para terminar de levantar el auténtico despertar político y social, el rejuvenecimiento y el renacimiento de nuestra comunidad, del que el 15 M es una señal clarísima. Porque no es posible que quienes escribieron, hicieron, ilustraron la capacidad para cambiar las cosas que hubo en Sol, hayan quedado de nuevo convertidos en ilusiones o en estatuas de sal.

El ambiente hoy es de carga emocional muy intensa, cuando volvemos a ver de lo que se fue capaz en Sol, en las Asambleas, en el segundo semestre de 2011.  Hubo en ese tiempo un auténtico feedback constante entre personas con una capacidad enorme de diagnóstico de los problemas nacionales, sociales, internacionales, y con enorme capacidad de organización y de ostentación de educación y capacidad cívica. En esos días la fiebre por mostrar esa capacidad, esa educación y civismo, esa inteligencia y creatividad necesarias para cambiarlo todo y conseguir el apoyo de la mayoría por la propia energía del movimiento y por la dignidad de todo su impulso, se convirtió en un símbolo y en una bandera para muchos de nosotros, y estamos husmeando ya, sintiendo ya que tiene que crecer, continuar ese impulso, porque no se trató de una anécdota, sino de un hito profundo en la memoria histórica de nuestro país.

El 15-M ha podido dormir en estos últimos tiempos. Y llamo sueño no a la inactividad, sino sobre todo a la elucubración o a la confusión. Muchos hemos demandado al movimiento una línea clara de desarrollo, una definición de lo que no es y unas reglas de respeto a lo que es. El movimiento tiene que definirse frente a suplantaciones, agresiones y derivaciones contrarias a su espíritu. Tiene que comprometerse y denunciar y desalojar ingredientes humanos que lo están instrumentando y utilizando. Creo que la tarea es clara y que hay que ser valiente. Igual que se fue valiente en Sol para rehuir la agresividad o la falta de respeto, igual que se fue valiente  para aclarar que no se iba a favorecer ningún tipo de intereses particulares o individuales ni a aprovechar la situación para ejercer ningún tipo de poder.

De cuanto ocurrió en Sol se puede aprender, y mucho. En Sol, el 15 de mayo de 2011, está larvada toda una revolución sociocultural de la que no hay más que tirar del hilo: civismo, regeneración moral, inteligencia creativa, comunicación, utilización social de la tecnología, defensa del ciudadano, respeto y pacifismo absoluto, impulso desinteresado, anti-ególatra. Todo ello estaba en el programa y en las actitudes, en los puntos clave que nos empeñamos en perfilar y en describir en unos días, con tanto ahínco, precisamente porque iban a ser básicos y fundamentales.

El programa de los puntos básicos está hecho. Las actitudes no hay más que continuarlas. Los sistemas organizativos están claros. Y sobre todo, por encima de todo, las actitudes y la ética están clarísimas. Lo único que nos hace falta es ponerlas en vigor en todos los planos, en todos los sectores, en todas las asambleas. Si el 15-M debe vivir, y continuar, es porque debe ser fiel a sí mismo. Despertamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico