seguir por correo el blog

sábado, 9 de octubre de 2010

VISIÓN, DE VON TROTTA, EXCELENTE FILME

De vez en cuando se pega uno un festín de buen cine, a pesar del marasmo en que está cayendo ese negocio en el último decenio.

 

Anoche vi la película “Visión”, de Margarethe Von Trotta, en la sala 3 del los cines Golem, que ocupa lo que hace muchos años era la cafetería de los cines Alphaville, un lugar maravilloso donde comenzábamos nuestras noches de copas en los años 90, con todo el encanto y el interés de las viejas salas de arte y ensayo. Los cines GOLEM son un prodigio de programación excelente y buen gusto en todo, incluidas las salas. No veréis una peli mala en estos cines de la calle Martín de los Heros. Y hoy en día además las ve uno en familia, con los pocos espectadores que quedan a los que nos gusta ir a ver el milagro en la gran pantalla pública.

Pues bien, “VISIÓN” narra la vida de la monja HILDEGARDT VON BINGEN, que yo había oído citar a  José Jiménez Lozano como una gran pensadora religiosa medieval. La película cuenta y muestra el perfil de esta mujer de energía desbordante y creativa, que en pleno siglo XI de nuestra era escribió muchísimos textos, consiguió la autorización de la Iglesia –que entonces todavía era una Iglesia- católica  para publicar sus visiones místicas y desarrolló una enorme tarea de agitación cultural y religiosa en su momento, fundando conventos y predicando, además de propagar los conocimientos científicos y médicos de la época, y cosas tan increíbles como el poder teológico y curativo de la música, o la necesidad de cuidar y embellecer el cuerpo para el alma.

 

ESta mujer se parece muchísimo a Teresa de Ávila: en la energía, en la literatura visionaria y densísima, en la vida emocional intensa a pesar de ser monjas, en la iniciativa y en esa capacidad para tutear al poder político y religioso manejándolo a su antojo, como decía Teresa de Jesús, “acertando y obedeciendo”. Las dos hicieron lo que les salió de las narices en su vida, plegando la situación a cuanto era preciso. Son ejemplo maravilloso de la energía creativa absoluta del individuo, contra toda prisión.

 

Los místicos de todos los tiempos son seres que nos transmiten experiencias increíbles que todos podemos tener. Son verdaderos mediadores con un empuje y una fuerza capaces de cambiar la vida social. Yo debo mi propia fuerza, sea escasa o inmensa, a haber reconocido y leído a mujeres como Teresa de Ávila, Simone Weil, Emily Dickinson,  Barret Browningy hasta si me ponéis, Jane Austen. Son puntales del pensamiento y la sensibilidad humana tan inmensos que no podemos hablar de merma en las facultades y capacidades de las mujeres en épocas pasadas porque no nos explicaríamos por qué Weil es infinitamente superior a Nietzche, o Teresa de Jesús le da mil vueltas a , por ejemplo , el mismo FRay Luis de León. Las mujeres hemos podido estar sojuzgadas, pero estos genios han superado con creces esa inferioridad y la han usado de catapulta, para ascender.

Pintura medieval de una tierra esférica con estaciones diferentes al mismo tiempo. Fol. 38, Liber Divinorum Operum

 

En sus visiones, Hildegardt llegó a poseer simbolismos del centro importantes, como el anterior que véis. Compuso muchísimas obras musicales y creó una lengua artificial. tenía unas dotes de observación extraordinarias.

 

Archivo:Meister des Hildegardis-Codex 002.jpg

 

El cuerpo mistico en una de las obras del monasterio de Hildegardt. Fijaos en las montañas de roca al pie del ser inmenso que comprende a todos.

Margarethe Von Trotta es una cineasta de largo recorrido, y es una auténtica rescatadora de mujeres únicas en nuestra historia cultural. Su tarea en esto ha sido inmensa: sin ella habríamos perdido la noción de la existencia de seres como Rosa Luxemburgo. Anteriormente hizo películas feministas. Pero el feminismo de Von Trotta es realmente libre. Su idea del Medioevo es fantástica: una época mucho mejor de cuanto pensamos: abierta, inspirada y ebria de espiritualidad, flexible y muy hundida en la médula del critianismo. El denominado Renacimiento tuvo muchísima más superficialidad, y no fue mejor más que en algunas cosas, por ejemplo en las apariencias. Pero los autores que nos han llegado de los fastuosos diez siglos después de la vida de Cristo son tan buenos, tan geniales, que nos dicen mucho de esa época que se llamó a sí misma así.

 

Archivo:Meister des Hildegardis-Codex 001.jpg

El universo, en uno de los Códices de 1100 de Hildegardt.

 

Margarethe von trotta hace auténtico cine de mujer: explica y captura la grandeza de la monja alemana, muestra visiones y formas de entender el universo medieval, y nos trae el perfume de la vida en las abadías y conventos espirituales, en contacto con la naturaleza, en vida poética total.

 

En definitiva: recomendadísima película de dos grandes autoras, una actual, otra del 1089. NO os lo perdáis, no durará mucho…las visiones son efímeras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico