seguir por correo el blog

viernes, 25 de diciembre de 2009

EXPOS CHULAS: MAÍNO EN EL PRADO...

(un rey Baltasar, de MAÍNO, hace de reclamo para la Exposición. Se ve que era un pintor grandioso en esta imagen)

El espíritu Santo es una paloma completamente real. Me encantan estas materializaciones de la fe tan potentes

Este es uno de los JUan Bautista, apenas se aprecia lo precioso que es el cuadro



Recomiendo pasar una mañana paseando por Madrid estos días, descubriendo todas las tiendas nuevas y cómo cambia la ciudad a una velocidad que empieza a ser digital.


Pero sobre todo, por lo bien que encaja con estos días, os animo a visitar en el Museo del Prado la exposición del pintor Juan Bautista MAÍNO. Es un pintor que vivió entre el siglo XVI y el XVII, y atestigua muy bien lo que fue esa Edad Dorada de nuestra Cultura, con el Siglo de Oro literario de Cervantes, Lope, Calderón. Pero en Pintura hubo maravillas de maravillas igualmente, y este MAÍNO, al que se considera discípulo de Caravaggio y seguidor de Gentileschi, NO TIENE NADA QUE SEGUIR NI QUE COPIAR, porque los SUPERA con creces en multitud de ocasiones, sobre todo al Caravaggio tremendista y gore.



Maíno tenía una fe gigantesca, de hecho, en la madurez se hizo dominico y terminó su vida en un Convento en ATOCHA. Pues bien, lo digo porque presenta las realidades espirituales como realizaciones físicas inmediatas: los ángeles son completamente verosímiles, los fenómenos de la gracia y la inspiración vienen presentados por animales completamente auténticos y no fantasmales o impresionistas, como ocurre con el Greco, por ejemplo... LLama la atención incluso cómo por esta fe desmedida y poderosa llega MAÍNO al surrealismo en alguna representación de motivos religiosos.

Sus cuadros son maravillosos. Sobre todo los portales de belén, es decir, las Adoraciones de los Reyes, tiene muchas y no hay desperdicio en cada figura, en los animales: pocas veces he visto más ternura y más inteligencia en la representación de los animales que en MAÍNO: los perros, la mula y el buey, son deliciosos, poéticos, y sin lugar a dudas MAÍNO era un ecologista convencido...


Enfin, uno ve luego los superinfatuados y super valorados cuadros holandeses, fríos, y mucho más chuscos en el trato de la naturaleza, y te das cuenta qué gran pintor era este hombre, nacido en Guadalajara y de origenes italo-portugueses.

Hay unos retratos de San Juan Bautista, y del apóstol San Juan, que son increíbles. Igualmente los retratos de caballero que hizo, hablan por sí mismos. El San Juan Bautista con el Cordero, representando la santidad, es único: la figura del Cristo está representada aquí con un cordero tan simple y real, tan puramente animal, que encuentro aquí una fe y una espiritualidad increíbles, únicas... Enfin, si sois observadores, disfrutad con MAÍNO en el Prado, ojo, solamente está hasta el día 10 de enero...

Y un consejo: no mezcléis este autor con otros. Ahora está muy de moda hacer ensaladillas artísticas que los turistas y aficionados devoran con ansia, en las que se mezclan exposiciones y autores, por razón del siglo, el tema, etc etc. Normalmente lo que sale es una porquería. Por ejemplo, recuerdo las que han hecho en mi odiada Sala THYssen, sobre "La sombra" o "Lágrimas de eros"...estas exposiciones témáticas desgracian a los autores, los mezclan sin ton ni son.


Tenemos que recordar que ya bastante estropicio es ver la obra de un autor toda reunida en un museo, cuando el arte se hizo de manera más parcial, no para estar todo reunido, ni para compararse o ver su evolución. Ya esto es bastante malo, porque el arte, como dice Coomaraswamy, con esto deja de estar en contacto con la vida cotidiana y normal y se desarraiga de su función y valor.


Pero si encima de reunirlo en un museo, lo agrupamos por siglos, o por temas, mezclando, como hacen con Maíno, a otros autores de la época, entonces es como si nos dieran de comer dulce y salado a la vez, como si desordenaran una partitura musical y nos la interpretaran. Os recomiendo mucho pasar de los otros autores que han metido para rellenar a Maíno -solamente hay que salvar algun Velázquez o Greco que están ahí y pueden servir para ver qué grandes eran los tres- pero en cambio es ocioso fijarse en los demás...


Ya digo que las exposiciones de supermercado que montan últimamente son bastante timo, sobre todo en el THYSSEN, que cobran una pasta y lo único que hacen es revolver la colección una y otra vez para enseñarte cuadros en grupito... Pero lo tienen los niños, a los que en las visitas guiadas y concertadas de los coles les DESGRACIAN LAS NECESIDADES ESTËTICAS por el módico precio de TRES EUROS NIÑO...


Enfin, que si véis arte, vedlo en dosis adecuadas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico