seguir por correo el blog

domingo, 30 de enero de 2011

los líos en la cultura

Tengo que reconocer que Álex de la Iglesia me ha convencido con su dimisión de la Academia pomposa del cine español bajo mínimos. Siempre demostró este director su sensibilidad auténtica hacia la cultura, como cuando defendió el Albéniz.

Álex no ha querido contar, pero es vox populi que la defensa de los intereses de quienes están lucrándose en la industria cultural es el caballo que tira de todo el carro de las asociaciones como Academias y Sindicatos de gente de la escena. Pudimos comprobar que hay muchos intereses espúreos cuando la crisis del Albéniz: ahí vimos como el mundo del teatro se dividía entre gente con principios y trepas. Y desgraciadamente, a mayor mediocridad, más trepas. De modo que no se les caen los anillos de tener una Academia que propone treinta nominaciones de sus premios para su cúpula directiva. Ni siquiera les interesa conocer nuevas fórmulas de difusión, para seguir dominando las tramas de influencia que los tienen situados en lo alto.

Dicen en los medios que la crisis en la Academia de cine es muy mala para el cine español. Yo no lo creo. Al contrario, es la primera vez que sale algo de verdad de ese mundillo enamorado de los focos y el relumbrón. Que haya autocrítica, que se detenga el autobombo de los autopremios al rey desnudo y a las celebridades apañadas. Que se empiece a ser de verdad culto y a respetar al público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico