seguir por correo el blog

jueves, 31 de mayo de 2012

secreto contra el estrés y contra otras miserias actuales

 

Si aprendiéramos el arte de dejarnos caer, como hacen los vencejos cada primavera desde los más altos edificios, sabríamos lo que es volar. Es una lección que nos dan estos pájaros que anuncian el verano y que disfrutan de sus días más fríos.

 

Pero es una lección mucho más amplia de lo que parece. El único modo de salir de una crisis es llegar a la quiebra. El único modo de salir del estrés es aceptar aquello a lo que se resiste. El estrés no es sino una resistencia psicológica a un hecho o situación obligatoria. Como nos resistimos a ella en lo más profundo de nuestro ser libre, se genera un desasosiego y tensión que destroza al individuo. En realidad, esa resistencia lo destroza porque está luchando contra sí mismo, y solamente ese tipo de lucha es capaz de destruirnos, como saben muy bien las personas que sufren adicciones. La clave en el caso del estrés, es aceptar aquello a lo que internamente nos negamos. Y aceptarlo simplemente con la voluntad, reduce drásticamente su nefasta influencia, reduce el elemento dañino e incluso lo elimina. Porque la energía del estrés está mal dirigida, y aunque la generamos nosotros, se pone en contra nuestra. Basta con no resistirse al mal, es decir con aceptarlo en la actitud, para cargárselo.

 

 

Esta ley afecta también a los elementos físicos. No hay salvación en esta crisis si no es en la quiebra: una quiebra organizada en la que los bancos suspendan pagos, los depositantes pierdan sus fondos, los pobres y endeudados queden sin dudas, y todo se sanee y vuelva a comenzar. Así han hecho en Islandia y han salido del hoyo en tres años. En cambio, fijáos en Grecia o en Irlanda: sosteniendo el sistema financiero a toda costa, por imposición del sistema en clara resistencia a la tendencia natural a la quiebra, están cada vez  más débiles y con menor soberanía y capacidad. Una catarsis como la que está ocurriendo, en la que los únicos que no pierdan sean los que nada tienen, y todos los demás,  a empezar de cero igualmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Respóndeme si quieres

HACER ALGO CON LAS MANOS Blog de creación y comunicación de Eva Aladro Vico